Tómese el tiempo para el control de seguridad de frenos en invierno

Las calles resbaladizas y el tráfico vacacional magnifican los errores de un conductor en esta época del año, es por eso que es vital probar los frenos de su vehículo antes de que el clima empeore.

Dijo Tony Molla, Vicepresidente de la Asociación de Servicio de Automotores, una Organización sin Fines de Lucro Dedicada al Mantenimiento de Vehículos con Sede en Texas: "Algo como un pedal de freno vibrante es una señal para dirigirse a una estación de servicio".

El frenado tiene que ver con la fricción y ese proceso erosiona lentamente el sistema de frenos. El mantenimiento de rutina de las zapatas (balatas), el fluído y las mangueras mantiene el sistema funcionando sin problemas.

Molla, insta a los conductores a confiar en sus instintos y a estar seguros en lugar de lamentarse.

Dijo, "No tiene que esperar hasta que se encienda el icono de freno, una inspección de rutina antes del invierno saca a la luz posibles problemas".

Molla dijo que una inspección de frenos generalmente incluye lo siguiente:

  • Verifique el cilindro maestro. Este depósito debajo del cofre almacena el líquido de frenos y necesita ser revisado periódicamente para detectar fugas y desgaste
  • Inspeccione las mangueras de los frenos. Estas mangueras transportan fluído hacia y desde varios componentes de frenado. Las mangueras de bajo rendimiento crean el sistema de parada ineficiente.
  • Inspeccione las líneas del líquido de los frenos. Los frenos son un sistema hidráulico que requiere fluído para funcionar, las fugas o las líneas de los frenos dañadas degradan la capacidad de funcionamiento en todo el sistema.
  • Busque el desgaste. La fricción y el calor pueden desgastar en forma desigual las piezas del sistema y contaminar el líquido de los frenos.
  • Pruebe el freno de estacionamiento, pídale a su asesor de servicio que verifique el sistema para asegurarse de que funciona correctamente. Cosa dífícil, preste atención a ese tono penetrante que escucha venir desde la rueda de su vehículo, podría convertirse en un visitante problemático en esta época de fiestas.

A continuación hay una tabla útil para ayudarlo a ver cuánto tiempo le toma al vehículo detenerse en condiciones ideales. Estas cifras aumentan dramáticamente con carreteras resbaladizas. Debido a la fricción significativamente reducida entre los neumáticos y la superficie de la carretera, las distancias de frenado se duplican para las distancias de frenado bajo la lluvia y se multiplican por 10 para las distancias de frenado en hielo.

Distancia de frenado 30mph: 45 ft.

Distancia de frenado 30mph: 75 pies

Distancia de frenado 40mph: 80 ft.

Distancia de frenado 40mph: 120 pies

Distancia de frenado 50mph: 125 ft.

Distancia de frenado 50mph: 175 pies

Distancia de frenado 60mph: 180 ft.

Distancia de frenado 60mph: 240 pies

Distancia de frenado 70mph: 245 ft.

Distancia de frenado 70mph: 315 pies