Servicios estacionales para su vehículo

Hacer una lista y revisarla dos veces para realizar las compras Navideñas es tarea en la que usted no está solo. El mismo concepto se extiende a los chequeos de vehículos y servicios antes de ese viaje por carretera con la familia.

Dijo Rafael Lemaitre, un Portavoz de una Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. "Algo que fue un problema menor hace meses puede convertirse en una preocupación importante cuando llega el mal tiempo, llevar a cabo un chequeo exhaustivo antes de la llegada de la temporada de invierno puede ayudarle a evitar quedarse varado."

Lemaitre, ofrece las siguientes sugerencias para el servicio de su vehículo este mes:

  • Reemplace los limpiavidrios. La hoja de goma (escobillas) compuesto que toca el cristal, no durará para siempre, las hojas resecas y agrietadas embarran el agua en lugar de barrerla, las nuevas hojas igualmente mejoran la visibilidad.
  • Compruebe las luces exteriores. ¿Las bombillas parecen opacos? Puede significar que necesitan ser reemplazados, o tal vez simplemente limpiar las cubiertas de residuos con líquidos especiales, esto mejorará el brillo de la Luz. Use una toalla de micro-fibra para limpiar las lentes, pero nunca use un trapo seco porqué pueden rayarse.
  • Rendimiento básico del motor. Arrancar velozmente, el ralentí y el poder disminuido son síntomas que no deben ser ignorados.
  • Revise las correas y las mangueras. Las mangueras y correas frágiles y quebradizas finalmente fallarán y lo dejarán varado.
  • Batería y sistema eléctrico. Una batería débil puede morir durante la noche. La única manera exacta de comprobar la batería y el sistema de carga general, es con el equipo profesional. Los cables corroídos y terminales sulfatadas también reducen la eficiencia de la batería.
  • Filtros. Los filtros de combustible y aire sucios, dificultan el rendimiento del motor, aumentando el  gasto en el combustible.
  • Aceite. Consulte el manual del propietario para conocer los intervalos de mantenimiento. recomendados.
  • Sistema de enfriamiento. El sistema de enfriamiento debe ser completamente vaciado, enjuagado y rellenado cada 24 meses o según lo recomendado por el fabricante del vehículo en los modelos más nuevos.
  • Calentador / Descongelador. Los modelos más recientes tienen filtros de aire en la cabina que necesitan ser inspeccionado (consulte el manual del propietario para la ubicación y las sugerencias de reemplazo).
  • Sistema de escape. Los gases de escape son mortales. Se deben inspeccionar el maletero y el piso para detectar agujeros pequeños.
  • Neumáticos: La altitud de las montañas más altas comprimen el aire en los neumáticos y puede que tenga que agregar aire extra para conducir en esas áreas. Además, inspeccione otros problemas, tales como la banda de rodadura, desgastes irregulares, cortes en los lados. Compruebe que el repuesto esté en buenas condiciones y con el aire necesario.
  • Sistemas de tracción en las cuatro ruedas. Revise los niveles de líquido en el depósito y los ruidos de la transmisión, pruebe el sistema para ver si se engancha y se desacopla correctamente.