Campaña de concientización detalla los peligros en las carreteras inundadas de la Ciudad

Los recientes deslizamientos de lodo en California han causado al menos 20 personas fallecidas y las carreteras inundadas siguen siendo motivo de preocupación siempre que caen fuertes lluvias.

Los conductores pueden tener la tentación de avanzar cuando se enfrentan a una carretera inundada, sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional tiene algunas razones para salvar vidas y luchar contra ese impulso.

Dijo Chris Vaccaro, Oficial de Asuntos Públicos del Servicio Meteorológico Nacional: "Tan solo un pie de agua corriendo puede barrer un pequeño vehículo, dos pies de agua  pueden arrastrar a la mayoría de los vehículos".

¿Uno de los errores más comunes? Subestimar la profundidad del agua.

Dijo Vaccaro: "La Televisión transmite noticias a los conductores que manejan por áreas con mucha agua, pero no es una buena idea, no avance cuando se enfrente con mucha agua, dé la vuelta y tome una ruta alterna".

Vaccaro resumió sucintamente la posición del Servicio Meteorológico Nacional en las calles inundadas.

"Date la vuelta, no te ahogues".

Las fuertes lluvias causan inundaciones, pero no son la única cosa que producen, también destruyen las carreteras. La infraestructura existente no puede ser capaz de conducir el flujo de agua o la construcción en curso puede impedirselo.

Vaccaro dijo: "No corra riesgos innecesarios, no quiera estar en una situación en la que necesite ser transportado por aire, donde estará arriesgando su vida y la de otras personas".

A continuación se encuentran algunos consejos del Servicio Meteorológico Nacional sobre cómo manejar en carreteras inundadas y inundaciones repentinas:

  • Gira, no te ahogues. No lo arriesgue todo, haga un giro en U y diríjase a tierra seca.
  • Busca señales de advertencia publicadas en la carretera. Se colocan letreros amarillos de precaución en las áreas propensas a las inundaciones, mientras que las cuadrillas colocan letreros de color rosa en el sitio de una inundación existente.
  • Monitoree informes meteorológicos. Evitar mandados innecesarios cuando se emitan alertas de inundación repentina
  • Nunca conduzca ni camine por caminos inundados. Tan solo un pie de agua corriendo puede barrer un pequeño vehículo, dos pies de agua en movimiento pueden arrastrar a la mayoría de los vehículos.