Asegúrese de que sus gomas están listas para el tiempo lluvioso

Las primeras lluvias después de un período de sequía a menudo crear condiciones resbaladizas en las carreteras.

El aceite y la suciedad que se acumuló en el asfalto durante el clima caliente, resurge con las cálidas lluvias tempranas, y esto crea condiciones  peligrosas para los conductores, incluso los que tienen experiencia.

¿Pueden las gomas de su vehículo estar seguras rodando en carreteras resbaladizas?

Ahora es el momento ideal para tener una inspección en las gomas de su vehículo. El desgaste en las gomas de su coche debido a la conducción en las carreteras durante verano se puede tomar como algo seguro.

Las señales de advertencia incluyen grietas, chichones, cortes y abrasiones. Esas cosas pueden suceder en cualquier goma si está expuesta a los elementos naturales.

El problema no es la edad de las gomas, sino su condición. Las gomas que tienen varios años pueden realizar admirablemente sus funciones si se mantienen adecuadamente. Esto significa que se deben hacer adecuadamente la rotación regular y calibrar el aire en las gomas mensualmente. La mayoría de los vehículos requieren la rotación de las gomas alrededor de cada 5,000 millas/8,000 kilometros.

Por otra parte, el daño puede afectar a las gomas sin importar la edad de las gomas. Por ejemplo, los daños en las gomas pueden ser permanentes si el conductor maneja contra la acera o corre sobre un clavo.

El calor es el enemigo de larga duración de las gomas. Una goma desinflada genera calor que, con el tiempo, puede dañarla. El aire frío puede contribuir a la baja presión también. Expertos recomiendan una inspección visual mensualmente de las gomas para identificar cortes, desgastes, la baja presión de aire y el daño lateral.

Los problemas con la baja presión de aire se agravan si el vehículo lleva mucho peso. Por ejemplo, el chofer con varios miembros del equipo de su escuela, pone tensión adicional en las gomas. El exceso de peso aumenta la temperatura de las gomas y el riesgo de un accidente.

Sin embargo, hay buenas noticias. Dar el cuidado adecuado a las gomas ayuda a mejorar la vida de la banda y ahorrar combustible. Su vehículo pierde un 10 por ciento en economía de combustible promedio para cada cinco a siete libras (34-48 kPa) de reducción en la presión del aire.

¿Cómo pueden los conductores sacar el máximo partido de sus gomas, incluso las gomas viejas? Zielinski, enumeró varios elementos clave:

  • Revisar la presión de aire en las gomas cada mes, especialmente si usted va de vacaciones. El exceso de peso aumenta el estrés de las gomas, y la presión de aire apropiada ayuda a mantener las gomas de no montarse en las banquetas. Revise las grietas, protuberancias y desgaste desigual de la goma. Tales signos de fatiga puede contribuir a la falla de las gomas.
  • Rote las gomas con regularidad. Esto ayuda a evitar el desgaste irregular y puede revelar problemas con el balance y alineación de las gomas. El método de rotación varía en el vehículo que usted conduce, así como en las gomas (goma delantera vs tracción trasera, convencional vs gomas con cinturón de acero). Compruebe pautas, pregunte al fabricante por tapones y parches para la fijación en el piso, no sólo los tapones, ya que los tapones pueden aflojarse y desinflar a la goma.
  • Revise siempre su vehículo cuando caiga en un bache, bordillo o cuneta. Las gomas pueden sufrir daños permanentes y necesitarán ser reemplazadas. Los signos reveladores incluyen abultamiento y cortes en una de las caras de la goma. No debe inflar demasiado las gomas, lo que puede provocar un desgaste prematuro y hacerlas más susceptibles al daño y peligro en la carretera.
  • No reparar daños en los flancos incluyendo agujeros de los clavos, mejor cambie la goma en vez de repararla.